top of page

Un ministro ad hoc y centros de detención provisorios: Las propuestas de Kast contra la inmigración

"Queremos reeditar algo similar a lo que fueron las residencias sanitarias, pero ahora considerando eso para tener lugares para llevar a quienes no cumplan con los requisitos de permanencia en Chile", dijo el líder republicano.

La idea también incluye tipificar como delito el ingreso ilegal a Chile y destinar el 2% del presupuesto constitucional para controlar la crisis.

Una carta con una serie de propuestas para controlar el ingreso masivo de inmigrantes a través de pasos no habilitados en el norte de Chile envió esta mañana de lunes el excandidato presidencial José Antonio Kast y parlamentarios del Partido Republicano al Presidente Gabriel Boric.

"Chile no resiste más inmigración ilegal. Es hora de expulsar a todos los extranjeros ilegales en el país porque representan una amenaza para la seguridad de la nación y la seguridad pública de los chilenos", afirmó el otrora diputado, que se presentó dos veces a las elecciones sin éxito -la última en diciembre de 2021 ante el actual Jefe de Estado-, en La Moneda.

Una de las ideas del plan de los republicanos, denominado "Cero Ilegales", es nombrar a "un ministro temporal con poderes administrativos para coordinar con varios servicios gubernamentales y así identificar, detener y expulsar a los inmigrantes ilegales".

Además, el plan sugiere destinar el 2% del presupuesto constitucional para controlar la crisis migratoria. La propuesta también incluye tipificar como delito el ingreso ilegal a Chile y que se establezcan centros de detención provisionales para quienes no tengan cómo acreditar su situación inmigratoria y deban ser expulsados. "Queremos reeditar algo similar a lo que fueron las residencias sanitarias (de la pandemia), pero ahora considerando eso para tener lugares para llevar a quienes no cumplan con los requisitos de permanencia en Chile, lugares provisionales hasta que sean expulsados", sostuvo Kast. El exparlamentario reconoció que "esto implica una mejor relación o una directa relación con los países vecinos para exigirles a cada uno de ellos control migratorio, porque las personas que llegan a Chile han transitado por distintos países donde no se realiza el debido control de quienes circulan por sus propios países". Otras medidas propuestas en el plan "Cero Ilegales" incluyen establecer obligaciones constitucionales para proteger las fronteras y el derecho a expulsar a los migrantes irregulares. CRÍTICAS A LA MINISTRA TOHÁ En paralelo, el diputado Diego Schalper, secretario general de Renovación Nacional (RN), acudió a La Moneda este lunes para pedir el patrocinio al proyecto que declara como delito el ingreso ilegal país, instancia en la que también emplazó a la ministra del Interior, Carolina Tohá, quien en las última encuesta Cadem sufrió una fuerte caída en su aprobación. "La ministra Tohá tiene un triple problema. El primer problema que tiene es que le hacen una encerrona en su oficina los diputados del Frente Amplio y el Partido Comunista y el Presidente de la República, en vez de salir a respaldarla, mira desde el balcón", afirmó el parlamentario, indignado que eso -en su opinión- demuestra que "ella quizás no cuenta con todo el poder que debiera". En un segundo punto, afirmó que la líder de Interior "tiene el deber y la responsabilidad de tener mayor capacidad de diálogo. La verdad es que le pedimos a ella que tenga más capacidad de diálogo con la oposición.". "Lo tercero es que, desafortunadamente para ella, su estrategia, la ley Naín-Retamal, fracasó", cerró Schalper.


1 visualización0 comentarios

Comentarios


bottom of page