top of page

Presidente del Partido Republicano: El anteproyecto "es un buen punto de partida"

Arturo Squella afirmó que el borrador elaborado por la Comisión Experta "presenta elementos que nosotros considerábamos fundamentales de incluir". El domingo había dicho que, al comparar el texto con la Carta Magna actual, se quedaba con esta última.


El presidente del Partido Republicano, Arturo Squella, quien el domingo había admitido que al comparar el anteproyecto de nueva Constitución elaborado por la Comisión Experta con la Carta Magna actual se quedaba con esta última, aseguró este martes que el borrador "es un buen punto de partida para el trabajo que se inicia el 7 de junio por parte de los consejeros electos".

Según el timonel de la colectividad fundada por José Antonio Kast, el documento "presenta elementos que nosotros considerábamos fundamentales de incluir en este borrador, pero al mismo tiempo es un gran desafío para desarrollar algunas materias particularmente en libertades personales, derecho a la vida, educación, salud, que no están lo suficientemente bien desarrolladas".

"Creemos también que va a haber una oportunidad de trabajar intensamente en descentralización y en algo que todos están esperando que se incorpore a la Constitución, que es reforzar la manera en que el Estado enfrenta las dificultades que estamos teniendo en materia de seguridad. Sin ninguna duda, desde todos los sectores políticos están haciendo el trabajo de ver por dónde se puede iniciar ese trabajo para darlo de buena manera y llegar un buen borrador en diciembre", afirmó Squella. Ayer, los 24 expertos (12 hombres y 12 mujeres designados por el Congreso) concluyeron su labor entre aplausos y cantando el himno chileno, un trabajo que ahora deberá continuar el Consejo Constitucional a partir del 7 de junio, cuando quedará oficialmente instalado.

Entre las últimas novedades que aporta el texto redactado por los expertos destaca la consagración de Chile como "un Estado social democrático de derecho", el reconocimiento de los pueblos indígenas "como parte de la nación chilena, que es una e indivisible", y la mantención del sistema bicameral.

Las elecciones constituyentes dejaron el control del órgano constitucional a manos del Partido Republicano. Aunque inicialmente sus escaños eran 23 de 51, la renuncia del consejero electo Aldo Sanhueza, acusado de abuso sexual, presentada la semana pasada rebajó la cifra a 22 sus asientos. Sin embargo, ayer el Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) declaró inadmisible su dimisión por "carecer de competencia" para pronunciarse al respecto.

Más allá de este escaño particular, los republicanos seguirán con mayoría y junto con los votos de la derecha tradicional de Chile Vamos (11 escaños), podrán aprobar normas sin necesidad de negociar con la centroizquierda, que quedó con 16 representantes.

A partir del 7 de junio, los consejeros electos tendrán un plazo de cinco meses para trabajar un texto definitivo que será sometido a plebiscito obligatorio el 17 de diciembre de este año.

4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page