top of page

El alcalde de Lima pide desplegar militares para combatir la inseguridad

Rafael López Aliaga usó la política de El Salvador como ejemplo tras el asesinato de un guardia municipal.

"La Fuerza Armada tiene que poner tanquetas en la noche para proteger ciertas zonas de Lima y dejar a la Policía la protección del día a día", planteó.

El alcalde de Lima, Rafael López Aliaga, solicitó este lunes que se desplieguen militares por las calles de la capital peruana para afrontar la inseguridad, tras el asesinato de un sereno (guarda municipal desarmado) en la última semana.

"Creo que el tema de (la) inseguridad, ahora, ya es estructural. Creo que tenemos que coordinar con el Ministerio de Defensa para tener militares en las calles, porque el tema está desmadrado", esgrimió el alcalde en declaraciones a medios locales.

Aliaga apostó por pasar a una "fase dos" que comparó con la llevada a cabo en El Salvador por el presidente Nayib Bukele, quien ha empleado a los militares en su lucha frontal contra las maras.

"Se está saliendo de control, creo que tenemos que pasar a una fase dos, como se ha hecho en otros países como El Salvador, donde Bukele sacó al Ejército", apuntó el también empresario y líder del partido ultraconservador Renovación Popular.

"El Salvador tuvo esa estrategia y funcionó", sentenció la autoridad local al referirse a un país que se encuentra bajo un régimen de excepción, debido a que se han suspendido varios derechos constitucionales.

El Gobierno de El Salvador, un país de unos 6,3 millones de habitantes -frente a los 9 millones que se estima que tiene Lima- tomó esa medida luego de que, entre el 25 y 27 de marzo de 2022, fueran perpetrados al menos 87 homicidios, según cifras de la Policía, una escalada que dejó al 26 de marzo como el día con más asesinatos en la historia reciente del país con 62 homicidios en 24 horas.

Esa medida ha levantado numerosas críticas por parte de ONG, pero el Estado de El Salvador se negó el 25 de octubre a rendir cuentas ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre las acusaciones de detenciones arbitrarias, muertes en custodia estatal y tortura bajo un régimen de excepción.

El pasado miércoles, la Asamblea Legislativa salvadoreña, de amplia mayoría oficialista, prolongó por décima tercera ocasión el estado de excepción por 30 días más, con lo que la medida continuará hasta finales de mayo del año en curso.

Al respecto, Aliaga, mencionó que, sin eliminar ni suplantar el papel de los cuerpos de serenazgo y de la Policía Nacional de Perú (PNP), cree conveniente "integrar un tercer elemento" como son las Fuerzas Armadas para hacer frente a la inseguridad ciudadana.

"Creo que la Fuerza Armada tiene que poner tanquetas en la noche para proteger ciertas zonas de Lima y dejar a la Policía la protección del día a día", señaló el alcalde de la capital peruana.

"Hay zonas rojas. Ya conocemos dónde está el peligro", aseguró el alcalde para justificar la ubicación de estos carros blindados en distritos como San Martín de Porres.

Al mismo tiempo, apostó por implementar la pena de muerte a violadores y corruptos.

"Yo estoy planteando pena de muerte para violador (y) pena de muerte para funcionario corrupto sentenciado en última instancia", señaló a raíz de presuntos nuevos casos de corrupción en el Congreso andino.

0 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page