top of page

Cerca de 5.000 chilenos llegan por día a Mendoza para hacer compras en supermercados

Sólo en abril han ingresado 194.145 connacionales, un 51% más respecto al mismo mes de 2019. El tránsito aumentó hasta en un 54% en cuatro años, por lo que los comercios están comenzando a poner restricciones para los compradores extranjeros.


El furor de las compras en supermercados de Argentina por parte de chilenos ha generado un alto flujo de extranjeros en el paso fronterizo hacia Mendoza, que registró 194.345 ingresos sólo en abril, y ha generado que supermercados mayoristas pongan restricciones para compradores.

Según datos oficiales de la Delegación de Migraciones de Mendoza, son en promedio 5.180 chilenos que ingresan a Mendoza por día -que llegan a esperar hasta seis horas para entrar- con el fin de realizar compras de alimentos, artículos de limpieza y aseo personal, según consignó en un reporte el medio trasandino Clarín.

En abril de 2019, el movimiento entre Chile y Mendoza era de 128.09 personas, sin embargo, en ese entonces eran más argentinos que ingresaban al país que chilenos entrando a Argentina. Es decir, el tránsito aumentó hasta en un 54% con respecto a cuatro años atrás.

Cerca del 80% de los connacionales llegan para hacer compras al por mayor para traerse de vuelta. Este fenómeno ha generado que empresas de transporte como Andesmar ofrezcan servicios de tour de compras que consisten en el traslado por dos días, con desayuno incluido y para cargar sólo una maleta de hasta 30 kilogramos.

No obstante, los comercios están comenzando a poner restricciones para los compradores extranjeros, debido a las largas filas de varias horas y la molestia de sus clientes habituales.

Por su parte, el mayorista "Oscar David" decidió limitar el horario de 07:00 hasta las 14:00 horas para turistas, mientras que para los residentes se extiende hasta las 19:00 horas. "Me parece una buena medida, la semana pasada tuve que hacer dos horas y media de cola para pagar por la cantidad de chilenos que había", comentó para Clarín una de sus clientas.

Según el mismo medio, los compradores chilenos son de clase media o baja que necesitan rendir su sueldo y que las compras salen hasta "dos o tres veces más barato que en Santiago", dijo una mujer para un reportaje de TVN.

En la misma nota se realizó la diferencia de precio donde se estimó, por ejemplo, que el aceite de girasol se encuentra en Argentina a 1.400 pesos y en Chile a casi el doble: 2.890 pesos; asimismo, con el medio kilo de arroz que cuesta en el país 1.580, y en Mendoza se paga 550, además de artículos de higiene personal, como la pasta de dientes que está alrededor de los 2.780 y pasando la frontera a 1.400 pesos.

3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page