top of page

Carabineros fueron atacados con bombas molotov en desalojo de toma en Viña

El procedimiento se realiza en el sector Meseta del Gallo, en Miraflores Alto, terreno donde se construirá un centro de salud de alta resolutividad. El municipio enfatizó que los habitantes irregulares del lugar recibieron una serie de apoyos, y varias familias decidieron retirarse voluntariamente.


Funcionarios de Control de Orden Público de Carabineros fueron atacados con bombas molotov este jueves, en medio del operativo de desalojo de la "Toma Marichiweu", ubicada en el sector Meseta del Gallo, en Miraflores Alto, Viña del Mar.

"Al momento que ingresamos al lugar hubo un poco de hostilidad por parte de las personas. Hubo dos bombas molotov que se le lanzaron al personal COP, no resultando nadie lesionado ni tampoco daños. No hay detenidos y no hemos encontrado nada extraño (ligado a otros delitos)", señaló el coronel Alex Bahamondes, prefecto de Viña del Mar.

Tras la reacción inicial y algunas conversaciones, lo residentes del campamento "bajaron la violencia. Ahora estamos desalojando a todas las familias en conjunto con la Municipalidad, que ya había realizado conversaciones para apoyarlas si no tenían dónde quedarse, dónde dejar los enseres y todo eso", explicó Bahamondes.

El oficial enfatizó que "se van a sacar las cosas y el día de hoy, sí o sí, y se van a destruir las casas para que empiece ya la construcción del SAR de Miraflores. Para eso es todo este procedimiento".

NOTIFICADOS HACE DOS AÑOS

"Tras años de trabajo para buscar soluciones habitacionales a las familias que ocupaban de manera irregular el terreno donde se construirá un nuevo Centro de Salud que beneficiará a más de 100.000 habitantes de la comuna, este jueves se despejó el terreno, debiendo desalojar a un grupo de familias que persistieron en la toma ilegal y no accedieron a las diversas soluciones que el municipio desplegó en conjunto con el SERVIU", explicó la Municipalidad de Viña del Mar mediante un comunicado.

La alcaldesa Macarena Ripamonti (RD) enfatizó que la acción realizada "tiene un fondo muy sustantivo, que es la construcción de un centro de salud que va a atender a 109 mil personas; un proyecto que tiene más de 10 años y que no se pudo construir porque los terrenos fueron tomados".

La jefa comunal puntualizó que "cada una de las personas que está viviendo en el polígono de la intervención tiene asignada una vivienda definitiva por medio de un proyecto habitacional y, además, un subsidio de arriendo por más de 12 meses pagado por el Estado de Chile".

Asimismo, "la mayoría de las personas que estaban en el polígono ya se fueron y están relocalizadas y viviendo en otro espacio. Las que quedaron fueron las que, lamentablemente, han entrado en resistencia y no han comprendido que hay un bien superior, que es atender la salud de más de 109 mil personas". La delegada presidencial regional de Valparaíso, Sofía González, dijo que el Gobierno está atento a "abordar las distintas demandas y necesidades (sociales), siempre en beneficio de la comunidad", pero "eso tiene que ir de la mano del orden y tranquilidad de las comunidades, con sentido de justicia, urgencia y realidad". "AYUDA INTEGRAL" El municipio detalló, en su comunicado, que desde 2021 "se realizaron numerosas visitas a terreno, se elaboraron informes sociales, entrevistas personales, cruce de información intersectorial entre los equipos municipales y de SERVIU, para obtener claridad sobre las familias que componían el campamento, junto al aporte de información de los dirigentes en todo momento". "También se realizó la vinculación con las ofertas laborales disponibles por medio de la Oficina Municipal de Intermediación Laboral (OMIL). Desde el Departamento Social, además, se entregó ayuda consistente en cajas de mercadería, artículos de higiene y pañales para familias con dichas necesidades durante todo este tiempo. Asimismo, el municipio gestionó credenciales y pensiones de discapacidad por medio de la Oficina de Apoyo y Oportunidades del Departamento de Grupos Prioritarios, a quienes lo necesitaban". El nuevo SAR Miraflores contempla una inversión que supera los 2.000 millones de pesos. Se sumará a los cinco servicios de urgencia de atención primaria que dependen de la Corporación Municipal, siendo el que tiene mayor demanda el SAPU de Miraflores, que "normalmente mantiene una demanda alta, no sólo por los pacientes que llegan de forma natural al recinto, sino también por derivaciones hospitalarias ante la saturación de la demanda, o de comunas vecinas", señaló la alcaldía.


0 visualizaciones0 comentarios
bottom of page